PATRIARCA DEL FOLKLORE ARGENTINO

PATRIARCA DEL FOLKLORE ARGENTINO

BODAS DE ORO CON EL FOLKLORE


Había llegado el momento de su retiro pero don Andrés con el mismo entusiasmo y los mismos bríos al asesorarnos, nos imprimía ese entusiasmo inigualable. Visitaba los centros que lo invitaban, y así recorrió varias provincias y llegó hasta el Paraguay entre los años 1947 y siguientes.
Para entonces el pueblo le llamaba ya El Patriarca del Folklore . Grupos de gentes tradicionalistas conglomeradas en peñas y centros, les hacían padrinos a él y a su esposa, al inaugurarse dichas instituciones. Muchas de ellas llevan su nombre.
En ese andar tuvo que residir nuevamente casi un año (1955) en la Capital Federal pues el doctor Caro. Interventor Federal en nuestra provincia le pidió aceptara el cargo de Director de la Casa de Santiago en Buenos Aires y el de Delegado del Gobierno Provincial al Nacional. Después de un tiempo, los hijos le pedimos que renunciara porque sus años y el estado de salud de mi madre no les permitían estar lejos de nosotros.
Así las cosas llegó el año jubilar de las bodas de oro con su obra. Amigos y admiradores se organizaron en nuestra ciudad y juntamente con el Instituto de Folklore "Andrés Chazarreta" programaron la celebración. A todo esto se adhirieron otros actos de la Capital Federal y Rosario. De las programaciones de estos homenajes, incluyo aquí por orden cronológico los actos realizados y unas frases importantes de uno de los oradores, porque no es posible tampoco extractar los discursos y conferencias.

El 3 de noviembre de 1953. la escritora y poetisa Chita Leonard de Amaya, tiene a su cargo una conferencia en la Biblioteca del Consejo Nacional de Mujeres y la titula: "El culto de la tradición en Andrés A. Chazarreta". Las ilustraciones musicales y coreográficas estuvieron a cargo del Conjunto Amancay y colaboró la poetisa y recitadora santiagueña Isabel Farias Gomes. Chita de Amaya entre otras palabras dijo: "Cuando el 29 de mayo de 1876 nacía Andrés Chazarreta, podríamos preguntarnos, ¿qué maravillosa conjunción de astros tuvo lugar aquel día sobre el boscaje y los llanos de la vetusta tierra santiagueña con su pasado romántico y pródigo? ¿Qué seculares divinidades quichuas recorrían por aquella fecha los solitarios paisajes provincianos en busca de un recién nacido para soplarle en los oídos y en la boca el aliento que inspira, la fe que impulsa, el amor que inmortaliza?"...
Los festejos en Santiago dan comienzo el 10 de noviembre, día de la tradición, con una conferencia en la Biblioteca Sarmiento a cargo del doctor Juan D. Chazarreta y cuyo título es el siguiente: "El folklore argentino a través de la obra de don Andrés A. Chazarreta en ocasión de sus bodas de oro con el arte 1905-1955"... "Era Chazarreta un predestinado, como que se asomó a la escena sin que nadie lo llamara. Nadie en el pueblo le había encomendado misión alguna, nadie le pagaba para que investigara sobre eso que la gente no consideraba ni música, ni arte. Don Andrés Chazarreta es en mi concepto la catedral maciza de nuestra música nacional vernácula. Es el misionero artístico que sale a predecir en América el oficio litúrgico de la música vernácula en la formación espiritual de su pueblo"...
El día 11, en los salones del Santiago Lawn Tennis Club, se sirve una cena. Rodean al maestro numerosos amigos y ofrece la demostración el presidente de la Comisión de Homenaje doctor Humberto Carral Tolosa. Finaliza con estas palabras: "Don Andrés. Señor de Santiago. Patriarca del Folklore: hubiese querido en esta oportunidad tener el verbo florido del poeta o haber bebido en la Salamanca grande el don del buen decir, para ponderar vuestras cualidades y virtudes. Corremos el telón don Andrés, esta es su fiesta" ...
El doctor Luis Billoud entrega un pergamino en nombre de los amigos: ... "Yo le digo empleando el arcaico idioma de los quichuas: Chacakinapi ckaas puris, puris ñaampi manañanisnyquita boliacus, mana saicusllapas chayanqui, que traducido al castellano significa: Mirando hacia adelante, caminando y caminando por los senderos, sin volver la mirada, has llegado sin siquiera cansarte. Feliz de ti que a la avanzada edad puedes aún ostentar entereza física para seguir luchando y que te queden todavía alas espirituales para seguir volando" ...
Don Sebastián Abal García, que fuera en 1918 uno de los fundadores del Primer Conjunto Infantil de Arte Nativo. entrega también un hermoso pergamino a don Andrés: ... "No podíamos estar ausentes tus niños del Primer Conjunto Infantil del año 1918 y al evocar aquel entonces, te rogamos nos aceptes este pergamino para que recuerdes que los niños de ayer y de hoy estarán siempre contigo"...
Al día siguiente, sábado 12 de noviembre, a las 11 lloras, se oficia una misa en acción de gracias en la Iglesia de La Merced, la celebra el Rdo. Padre fray Horacio B. Moyano Pérez. Al Evangelio dirige sentidas palabras: "En la celebración de un acontecimiento tan significativo que encierra la consagración de toda una vida al cultivo de un arte que nos pertenece por entero, evocado con aires de tradición y con riquezas de historia, habéis querido distinguido y noble hermano, venir al templo del Señor, en una advocación que ha sido siempre para ti objeto de singular veneración y de cristiano afecto: Nuestra Dulce Madre de Mercedes. Bien has hecho en reservar esta hora de gratitud espiritual porque el Señor supo bendecir tus afanes, esfuerzos y sacrificios. Yo me uno a vos en el agradecimiento como se unen vuestra digna esposa, vuestros lujos y demás familiares que rodeando Nuestra presencia en este acto comparten gloria semejante. La Merced está de fiesta porque vos lo estás... Eres un jalón de gloria en el corazón de la posteridad; has dignificado a la Iglesia y a la Patria porque eres un exponente de la riqueza tradicional de una raza"...
Ese mismo día en horas de la noche, don Andrés Chazarreta reunió en su casa a sus amigos para retribuir atenciones. Los ambientes y los patios de su residencia desbordaban de canastos de flores y esa noche fue feliz, muy feliz. Tocó la guitarra cuando le pidieron y bailó como nunca, casi hasta el amanecer.
Pocos días después los hijos y los nietos acompañábamos a nuestros padres hasta la ciudad de Rosario. Allí una comisión especial de folkloristas organizó un homenaje. El 18 de noviembre en el teatro el Círculo, con la asistencia de numerosas personalidades del folklore de varias provincias, se llevó a cabo un gran festival. El presidente de la comisión don Felipe Belén le hace entrega de un pergamino gigante y de una hermosa talla de un gaucho. "A este peregrino incansable —dijo Belén— que lleva cincuenta años de lucha, le debemos en gran parte lo que hoy es orgullo de nuestra nacionalidad: un folklore hermosísimo con todas las gamas de la espiritualidad humana".
Distintos actos, con visitas a peñas e instituciones tradicionalistas de Rosario formaron parte del programa que culminó con un almuerzo criollo en las instalaciones del Club Provincial.
La celebración de las bodas de oro del maestro tuvo como broche de oro una cena organizada por el Centro de Residentes Santiagueños en la Capital Federal. Ofreció la misma el doctor Juan Carlos Tassart: "Al estudiar su cuerpo como médico he descubierto en él una salud de roble, madera sana y noble, preferida por los artífices para sus mejores tallas, con un corazón sensible y afectuoso y un temple de acero, pero de carácter manso, sereno, equilibrado. Su espíritu es siempre elevado, puro y optimista, lleno de afanes idealistas, propio de los veinte años y admirable cuando se lo sabe consenar basta los ochenta sin una claudicación ni una mácula. En su alma se descubre esa luz cristalina que supo alumbrar esa intención estética de su vida con la noción exacta de la trascendencia patriótica de su gesta como un nuevo juglar de la raza".
Finalizaba el año jubilar de sus bodas de oro con el folklore. El viejo maestro quería despedirse del teatro y eligió para ello la Metrópoli, escenario de sus grandes éxitos.
Bajo mi dirección se organizó la Compañía de Arte Folklórico Andrés Chazarreta, dependiente del Departamento de Extensión Cultural de nuestro Instituto.
El 11 de octubre de 1956 hicimos nuestro debut en el Teatro Casino de la Capital Federal. Don Andrés se despedía entregándome a mí, antes de comenzar la función, la batuta de la orquesta. El poeta y escritor correntino Osvaldo Sosa Cordero tuvo hermosas palabras de elogio para la obra de don Andrés.
... "En las bodas de oro con tu obra, viejo querido.—dijo Sosa Cordero— llegas con la cabeza blanca como un copo de nieve, pero con el cuerpo y el alma en plena juventud y lleno de gloria. Dichoso de Agustín que la comparte, ya que dejas toda esa obra en sus manos. No cualquiera tiene la dicha de recibir herencia semejante"...
Mientras yo bajaba al foso de la orquesta, ésta me recibía con la "Zamba de Vargas", el público aplaudía sin cesar y una lluvia de flores caía a los pies del Patriarca. Puedes imaginarte lector, la emoción de esa noche. Bien dijo Osvaldo que "no cualquiera recibe herencia semejante".
Llevamos a escena durante casi un mes, "El alma del quebrachal", una revista mía sobre motivos vernáculos del norte argentino con un elenco numeroso y seleccionado de gente santiagueña. Recibimos los mejores elogios de público y prensa.
Así pasó por última vez ante los escenarios porteños, la patriarcal figura de Andrés A. Chazarreta porque todas las noches brindaba al público sus solos de guitarra. La noche del debut, cuando se abrió el telón, su figura surgía imponente de entre canastos y macizos de flores. No podía ser menos: ¡era su despedida y se lo tenía bien merecido!

(El Eterno Juglar - Agustin Chazarreta-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada